lunes, 21 de febrero de 2011

Detenido hombre borracho en pañales por intentar robar caramelos

Ocurrió en Ocean City, Maryland (EE.UU.). Allí José David Divanna salió a la calle para celebrar la noche de Halloween disfrazado de bebé. A sus 47 años debía ser una estampa curiosa: un hombre hecho y derecho que va como Dios le trajo al mundo a excepción de un pañalón enorme. Además de eso iba completamente borracho (ignoramos si lo hacía para dar autenticidad a sus andares torpes de niño pequeño).

El caso es que José se paseaba por el vecindario haciendo eso del “truco o trato” como cualquier niño del lugar. Claro está, dado su disfraz, su edad y su estado no consiguió ningún dulce. Tan mal le sentó no obtener ni un triste regaliz que empezó a increpar a los vecinos e incluso llegó a asaltar a los vecinos.

La rabieta, sin embargo, no duró mucho. Unos minutos después llegaba la policía y se llevaba al tipo a comisaría. Quizá allí le habrán calmado a base de biberones…

(www.malgusto.com)